Jump to content
  • entries
    7
  • comments
    3
  • views
    378

About this blog

Algunas captions que se me vienen a la cabeza y les quiero contar. 

I also want to try to translate them so everyone can read them 

 

Entries in this blog

Felix

En engorda

 

La calle estaba oscura y no había mucha luz, pero podía ver la silueta del físico del sujeto frente a mi, era tres veces más ancho que yo y me superaba por mucho en altura. Se había acercado a mi, me dijo todo lo que sabía, sabía lo mucho que me esforzaba en el gimnasio, las rigurosas dietas, el poco respeto que tenian los demás de mi por mi físico. Me ofreció una solución, una forma de salir de mi cuerpo enlcenque y ser un dios entre los hombres, un suplemento que me ayudaría a crecer en fuerza y tamaño. 

Me atrapó en un instante, así que acepte

 

 

Ya va una semana desde que he estado usando el suplemento. Eran unas pastillas en un bote sin marca o etiqueta. El tipo dijo que tomará todas con cierta regularidad, pero no más de una en un solo día. Aún no veía muchos cambios a pesar de estar llendo al gimansio, pero tenía un hambre horrible y no podía dormir. Me estaba desesperando, no quería seguir siendo un palillo del que todos se burlan en el gimnasio. Tomé dos pastillas y me las trague. 

El hambre regresó aún peor, pero me negaba a romper la dieta. Tomé mis cosas y fui caminado al gimnasio. 

Durante el camino, me sentía exhausto, me pesaba todo el cuerpo y me faltaba energía. Necesitaba algo de comer, verdadera comida. 

Como obra de un milagro, me llegó el aroma exquisito de lo que parecía ser comida hecha para los dioses. 

Era un restaurante buffet recién abierto. Se leía en una pancarta colgada en el frente "Por recién inauguración, todo lo que pueda comer y más, a un precio más bajo" 

Estaba frente a la puerta, viendo como el cartel se burlaba de mi. 

-:"A la mierda con la dieta" dije. 

Me recibió una mesera, joven y simpática, que me guió hasta mi mesa. 

-:"Que disfrute su comida joven" me dijo amablemente. 

Me acerque a servirme, era todo un festín, había de todo y para todos, no sabía que elegir. Había carnes de todo tipo, verduras y guarniciones de todos los colores y formas, podía ver grandes porciones de comida servidas en bandejas que se desbordaba. Mi estómago rugio y me serví rápido un filete, algo de puré y un poco de ensalada. Llegué rápido a mi mesa y me sente, vi mi plato y sinceramente fui muy modesto con las porciones de comida. 

Corte un pedazo del filete y lo lleve a mi boca. El sabor fue una una explosión de placer en mi boca. No mastique por completo todo el trozo cuando ya me estaba metiendo otro pedazo y otro más detrás de ese. 

En menos de un minuto había devorado todo en el plato. Me pare en seguida y me serví aún más. Esta vez fue pollo, con algo de pasta, una gran cantidad de camarones y trozos de zanahoria. 

No tuve piedad con la comida y la acabe aún más rápido. Plato tras plato, lo fui devorando todo. 

Comia como una cerdo en engorda, pero después de un rato, me percate que algunas personas en mesas alrededor me estaban mirando. 

Sentí algo de vergüenza y me detuve unos segundos. 

Fue tanto mi impulso por comer que no había notado las pilas de platos frente a mi, voltee y vi algunas bandejas casi vacías, no quería pensar que quizás había sido yo el que las vacíe. 

También note que estaba sudando, no me había dado cuenta el calor que me estaba dando y sentía la camisa pegada a mi cuerpo, quizás de todo el sudor. 

Llegó un mesero con lo que pensaba era una cuenta, pero era un papel con un número y un "llámame" 

Raro, nunca me había pasado. Tomé el papel, mis cosas y salí del restaurante. En la entrada estaba la misma mesera que me había recibido. 

-:"Vuelva pronto, señor". 

¿Señor? Me habrá confundido, voltee atrás y no había nadie más, quizas solo lo dijo al azar. 

Llegué al gimnasio y entre a los vestidores. Mi estómago estaba gruñiendo, ¡Aún después de haber devorado casi todo el restaurante tenía hambre! 

Me empecé a desvestir y note algo extraño. Mi camisa no salía salía, estaba atorada o algo así. Con todo esfuerzo intente sacarla, intente jalando con más fuerza hasta que oí como algo se rompía, un pedazo de tela rompiéndose. Después del ruido sentí la camisa salir con facilidad. La sostuve en mis manos y vi que, si, había roto la camisa. ¿Pero como? Esa camisa era dos tallas más grandes, ¿De pronto se había encogido de la nada?

Pero mire al espejo y me vi. 

tumblr_pnh5qjwMX41t674ac_1280.thumb.jpg.93469d09728aee828e64d9207ac16249.jpg


No podía creerlo. ¿Era yo? Claro que era yo, ¡Era enorme! Era imposible. Flexione mi enorme brazo y vi como una montaña enorme sobresalía. Empecé a flexionar mis enormes pectorales y hacerlos rebotar uno y luego otro.
Empecé a tocarme, todos mis grandes músculos, mis anchos hombros, mis gigantes brazos, incluso mi panza se sentía dura, sentía un placer que me llenaba aún más de energía y y confianza, me estaba poniendo muy muy caliente.
Tomé mi telefono y le mandé una foto junto con un mensaje al mesero del restaurante.
"Depues de que termines, ¿Que te parece ir a mi cama?"
Momentos después llego su respuesta.
"Yo invito la cena"
Me emocione ante la repuesta, pero aún tenía hambre. Sin ninguna vergüenza, pedí 10 pizzas para que llegarán al gimnasio.
Mientras esperaba decidí hacer un poco de ejercicio.
Había algunos de esos tipos que son como modelos bien fornidos. Antes, sentía envidia de esos tipos, pero esta vez, sería al revés. Les seguía el paso en cada máquina, ejercicio o pesa que tomarán, pero yo hacía o cargaba el doble, incluso el triple que ellos, los chicos solo se quedaban ahí atónitos, ante mi monumental fuerza y físico.
Me sentía lleno de energia y no quería parar, pero llegó la pizza. El repartidor era un tipo pequeño, podía ver su cara de extrañado por llevar pizza a un gimnasio. Llegué a el y le pague, podía ver que se sonrojada y daba un paseo con sus ojos por todo mi cuerpo, hice rebotar mis pectorales y le lance una sonrisa coqueta. El tipo solo se sonrojo aún más y me sonrió.
Me trague todas las pizzas en menos de cinco minutos. Ya se estaba haciendo tarde, asi que ya me tenía que ir. Tomé mi camisa y recordé que la había roto, pero aun así, se veía aún más pequeña, no podía ser que estuviera creciendo cada que comía, iba a ser todo un caos.
Fui caminando a mi casa sin camisa. Disfrute mucho todas las miradas que recibia por mi enorme físico, pero disfrutaba aún más las erecciones que algunos no podían disimular.
Llegué a casa y me prepare para la cena.
Tomé unos pantalones que mi padre había olvidado una vez aqui y una camisa de vestir que el me había regalado pensando que su hijo era unas tallas más grandes de lo que era.
Tanto el pantalón como la camisa, estaba apretados alrededor de mis desarrollados músculos.
Llegué al restaurante otra vez y ahí estaba el chico mesero. Me recibió y me llevó a mi mesa, donde ya había platos llenos de comida.
:-"Todo para ti grandote" Me dijo mientras se alejaba para atender otras mesas.
Ya no tenía tanta hambre y para como se veía, no creía que fuera acabarme todo eso.
No quería decepcionarlo, así que saque el bote de pastillas y tome otra.
El hambre regreso en un instante y comencé a devorarlo todo.
Mientras yo comía como una bestia, el no dejaba de traer y traer más platos llenos de comida.
Empecé a sentir la camisa apretarse sobre mi cuerpo creciendo y mis pantalones achicandose más y más.
Sentí el mismo calor que había sentido antes y también las mismas miradas, esta vez junto con susurros y algunas erecciones.
Sentía mi pene crecer y hacerse paso fuera de mi pantalón, y como si estuviese sincronizado, tres botones reventaron al mismo tiempo.
Dos de la camisa, uno arriba que ya no aguanto el enorme tamaño de mis pectorales y el otro abajo que no pudo con mi voluminosa panza.
El tercero fue del pantalón, un gigantesco bulto sobresalia de mi pantalón y mi diminuto bóxer ya no podía ocultar más el gigantesco pene que me estaba creciendo.
Me levante rápido y corrí directo al baño.
Podía sentir mis músculos rebotar con cada paso.

Llegando al baño, entre en un cubículo y me sente en el retrete. Abrace mi panza, pensando que quizá podría restringir su crecimiento, pero se hacía cada vez más grande.

Mis bíceps y antebrazos comenzaron a crecer más y más que ya no me permitían alcanzarme el estomago. Mi espalda y hombros se ensancharon tanto que quedé atrapado entre las paredes del cubículo y mis piernas se empezaron a alargar y crecer en musculo que empezaron a empujar la puerta. Empecé a escuchar crujir el retrete bajo el enorme peso de mis músculos. 

Estaba haciéndome más grande que el cubículo y no podía detenerme.

Pero tampoco quería parar.

Ahora era un gigante. Mi cabeza alcanzaba el techo y ya no podía ver más allá de mis pectorales o mi panza.

Estaba drogado en placer, sentí mi pene palpitar, rogando por ser satisfacido.

tumblr_1e6eb46ae1229634895cba900a3e511b_3cd1e98f_500.jpg.182b2682fd93f97f8a6b4787bb55edf0.jpg 

En eso, escuche la puerta del baño abrirse, era el mesero. Tenía en su mano un plato con una rebanada de pastel. Ahora se veía muy pequeño y el me veía con asombro, como si fuera una escultura colosal. 

Hizo como pudo y trepó en mis gigantescas piernas, se apoyo en mi pene para subir, traté de no excitarme por como se sentian sus diminutos pies sobre mi enorme miembro, se paro de puntas y subió a mi pecho, colocando el pastel a un lado usando mis pectorales como un estante hecho de gigantescos músculos. 

-:"Olvidaste el postre". Tomó con una cuchara un trozo del pastel y lo llevó a mi boca. 

Otra ola de de placer y crecimiento invadió mi cuerpo. 

Lo último que sentí, fue el baño haciendose trizas ante mi colosal cuerpo. 

 

Felix

Morph by @bigstuff

 

-: "What are you trying to dwarf ?, Why do you try so hard if you will never be able to overcome these"
 This was one of the insults David gave me, every time I went to the gym, while flexing his huge biceps.
 David was a big guy, always in the gym and obsessed with his body.  He was also a scumbag who only enjoyed making fun of me and making me suffer.
 I hate that life is so unfair, David could have a great body, but he was the greatest idiot in the whole world.  While me, I was just a thin little guy who couldn't even defend himself.
 I was fed up, I dreamed a out being bigger, stronger, much more muscular than David, I also deserved a great body or something even better than David's amazing physique.
 It was a day that entering the locker room, I thought I was alone but I could hear voices in the background.  I approached cautiously to know what it was.
 -: "I already paid you, now give me the damn pills"
 That was David's cocky voice, apparently he was talking to someone else.  I peeked a little and there he was, with another guy a little bigger than him.
 -: "Okay, okay, but you understood all my warnings, right?"
 -: "Yes, yes, do not consume all at once, no sex or masturbate until after 8 hours or could unleash an" I do not know what" excess testosterone and increase the effects, blah blah blah, as if that mattered, what matters to me is that I will be the most muscular man in the world and without having to lift a weight again "
 That sounded very interesting.  To be the most muscular man in the world and without having to train.
 I had to steal those pills.
 I hid behind the lockers and waited for the guy and David to leave.  For my luck, David was not very careful and always left his locker open, I took advantage and opened the locker.
 There was only a small backpack, some empty cans, dirty clothes and a bottle with six pills, there was no mark or labels, it was only lined with black marker and large letters: "ONLY ONE EVERY TWO MONTHS, UNDERSTAND!"
 The excess testosterone and increased effect sounded tempting, but I didn't want to take the risk, I opened the bottle and took a pill.
 It tasted bitter, horrible, I wanted to vomit.  I felt nauseous and feeling like I was going to pass out.
 I tried to walk but everything was spinning, I felt a heat that ran through my whole body and burned me, I felt it especially in my muscles.  I reached for the sink to hold me, I tried to stand and I could see myself in the mirror.
 There was something different about me, my face didn't have the same round shape, now it was more square, it seemed that my jaw was stronger and I could see that I had a little beard.  Wow, I had never had any hair on my entire body and less on my face.
 I looked down a little and I could see how my shirt began to shrink at the growth of my muscles.
 My shoulders began to round and expand to the sides, my pecs pushed the shirt and stretched more and more, my arms began to thicken and become stronger.
 I heard how the sports pants I was wearing began to tear for trying to hold the huge butt that I was growing.  I could see that I was getting taller, my legs were stretching and filling with pure muscle.
 When the growth ended, I stood there, admiring myself, now I was stronger, I wasn't as big as David, but enough to face him.
 I was high with pleasure, excited by the sensation that these new muscles gave me, like a drug ... A drug that I couldn't stop taking.
I took out the bottle and swallowed another pill.
 Suddenly, the nausea returned and the pain was even more intense.  Again I felt my muscles burn, but I could also feel them getting bigger.
 "Ahhh! T-t-this, ughhh, is this not going to stop? AHHHH !!!"  I groaned and shouted in pleasure, but now with a voice that didn't sound like mine, a voice from a different man, strong and thick.
 I could not help it and I lead my hand to my pants and began to massage my dick, like an electric shock, I felt an even stronger pain than the previous one running all over my body.
 Now my back was widening and began to break the sides of my shirt, the weight of my huge pecs began to make me slouch as I tried with my gigantic arms to reach my penis, which now needed my two hands to masturbate me.
 With each heavy breath my pecs touched my chin and my shoulders touched my ears.
 -: "Hey dwarf, is that you?"  My ecstasy stopped, David had returned to the locker room.  I couldn't let him see me, even if my muscles had grown and I was bigger, I was still afraid of David.
 I ran to the emergency exit of the locker rooms, even with the huge erection of my third leg that wanted to get out of my pants to say hi, I arrived in less than a second to the gym parking lot.  These legs were so big and strong and full of power, I was so much faster than an Olympic runner.
 It seemed like every step I exercised and fed my muscles.  My torso was getting bigger and filled with muscles, my huge pecs covered my view of all under them, except for my penis that peeked out.  The collar of the shirt was tearing, leaving my chest full of hair exposed.  My arms and shoulders destroyed the sleeves without leaving any piece of cloth present to cover them.
 I reached my car and accelerated as quickly as possible.
 Already far from the gym and relaxed, I could admire myself better.  I was now a giant.  My knees were tight when trying to reach the pedals of how immense they are.  I had to accommodate my seat to the back, because my mountainous pectorals collided with the steering wheel and I could only use one arm to drive because now my arms are bigger than a beach ball and both stand against my huge chest.  I needed to use both front seats, I felt very uncomfortable and tight in one, the seat was very small and I was very big.  That made me turnes on, I started touching my dick again and I could feel my muscles vibrate and grow little by little.  I couldn't believe that I ran away from David instead of facing him, I'm clearly bigger than him, I'm stronger than him, I mean Look at these muscles!  I am clearly like a Greek god, he had to respect me, admire me, now that he thought about it, his ass looked delicious and would look even better with my whole cock stuck in it, maybe I will come back later to teach him a good lesson.
 I heard a siren and saw a patrol coming behind me, apparently he was going to fine me.  I shore and I saw the officer leave the car.  As he was getting closer I could see him, he was a very handsome officer, he seemed to train his muscles often, he would probably likes mine too.
 Maybe I can pay him in another way, I started to masturbate harder and took another pill.

IMG_20190919_174637.thumb.jpg.f99f29c63d8c848a3f3a489a9304f94a.jpg

Felix

Morph de @bigstuff

 

 

-:"¿Que intentas enano?, por que te esfuerzas tanto si nunca serás capaz de superar estas"
Así era uno de los insultos que David me daba, cada que iba al gimnasio, mientras flexionaba sus enormes bíceps.
David era un tipo grande, siempre en el gimnasio y obsesionado con su cuerpo. También era un patán que solo disfrutaba de burlarse de mi y hacerme sufrir.
Odio que así de injusta sea la vida, David podía tener un grandioso cuerpo, pero era el mayor idiota de todo el mundo. Mientras que yo, solo era un pequeño y delgado chico que no podía ni defenderse.
Estaba harto, soñaba con ser más grande, más fuerte, mucho más musculoso que David, yo también merecía un grandioso cuerpo o algo incluso mejor que el asombroso físico de David.
Fue un día que entrando a los vestidores, creí que estaba solo pero alcance a oír voces en en fondo. Me acerque con cautela para saber de que se trataba.
-:" Ya te pague, ahora dame las malditas pastillas"
Esa era la voz engreída de David, al parecer estaba hablando con alguien más. Me asome un poco y ahí estaba el, con otro tipo un poco más grande que el. 
-:"De acuerdo, de acuerdo, pero entendiste todas mis advertencias ¿verdad?"
-:"Si, si, no consumir todas a la vez, nada de sexo o masturbarse hasta después de 8 horas o podría desatar un no se que de exceso de testosterona y aumentar los efectos, bla, bla, bla, como si eso importara, lo que me importa es que seré el hombre más musculoso del mundo y sin tener que volver a tener que levantar una pesa"
Eso sonaba muy interesante. Ser el hombre más musculoso del mundo y sin tener que esforzarse nunca más.
Tenía que robarle esas pastillas.
Me escondí detrás de los casilleros y espere a que el tipo y David salieran. Pará mí suerte, David no era muy atento y siempre dejaba su casillero abierto, cuando salió aproveche y abri el casillero.
Solo había una mochila pequeña, algunas latas vacías, ropa sucia y un bote con seis pastillas, no había marca o etiquetas, solo estaba rayado con marcador negro y letras grandes: "¡SOLO UNA CADA DOS MESES, HABLO EN SERIO!"
Lo de el exceso de testosterona y aumento del efecto sonaba tentador, pero no me quería arriesgar, abrí el bote y tomé una pastilla.
Sabía amarga, horrible, quería vomitar. Sentí náuseas y parecía que me iba a desmayar.
Traté de caminar pero todo daba vueltas, sentía un calor que recorría todo mi cuerpo y me quemaba, lo sentía especialmente en mis músculos. Alcance a llegar a los lavamanos para sostenerme, voltee hacia arriba y me pude ver en el espejo.
Había algo distinto en mi, mi cara no tenía la misma forma redonda, ahora era mas cuadrada, parecía que mi mandíbula era más fuerte y podía ver que tenía un poco de barba. Wow, nunca me había tenido algo de vello en todo mi cuerpo y menos en mi cara.
Baje un poco la mirada y pude ver como mi playera comenzaba a achicarse ante el cremiento de mis músculos.
Mis hombros empezaron a redondearse y expandirse hacia los lados, mis pectorales empujaban la playera y la estiraban cada vez más, mi brazos empezaban a engrosarse y volverse más fuertes.
Escuché como el pantalón deportivo que traía comenzaba a romperse por no aguantar el enorme trasero que me estaba creciendo. Podía ver que me volvía más alto, mis piernas se estaban estirando y llenándose de puro musculo.
Cuando terminó el crecimiento, me quedé ahí, admirandome, ahora era más fuerte, no era tan grande como David, pero si lo suficiente como para hacerle frente.
Estaba drogado por el placer, extaciado por la sensación que estos nuevos músculos me daban, como una droga... Una droga que no podía dejar de tomar.
Saque el bote y tome otra pastilla.
De golpe, las náuseas regresaron y el dolor fue aún más intenso. Otra vez sentí mis músculos arder, pero también los podía sentir volverse más grandes.
"¡Ahhh! ¿E-e-esto, ughhh, esto no va a parar? AHHHH!!!" Gemi y grite de placer, pero ahora con una voz que no parecía mía, una voz de un hombre diferente, fuerte y gruesa.
No lo pude evitar y metí mi mano al pantalón y comencé a masajear mi pene, como un choque eléctrico, sentí un dolor aún más fuerte que el anterior recorrer todo mi cuerpo.
Ahora mi espalda se ensanchaba y empezó romper las laterales de mi playera, el peso de mi enormes pectorales comenzó a hacer que me encorbara mientras intentaba con mis gigantescos brazos alcanzar mi pene, que ahora necesitaba mis dos manos para poder mastrubarme.
Con cada respiración agitada mis pectorales tocaban mi barbilla y mis hombros tocaban mis orejas.
-:"Hey enano, ¿Ese eres tu?" Mi extasis se detuvo, David había vuelto a los vestidores. No podía dejar que me viera, aún si mis músculos había crecido y era más grande, aún me daba miedo el gigante de David.
Salí corriendo hacia la salida de emergencia de los vestidores, aún con la enorme ereccion de mi tercera pierna que quería salir de mis pantalones a saludar, llegué en menos de un segundo al estacionamiento del gimnasio. Estas piernas eran tan grandes y fuertes y llenas de poder, era mucho más veloz que un corredor olímpico.
Parecia que cada paso ejercitada y alimentaba mis músculos. Mi torso se hacía más grande y se  llenaba de músculos, mis enormes pectorales tapaban mi vista de todo lo debaje de ellos, excepto de mi pene que alcanzaba a asomarse. El cuello de la camisa estába rompiéndose dejando expuestos mi pecho llenándose de vello. Mis brazos y hombros hicieron trizas las mangas sin dejar ningún pedazo de tela presente que los cubriera.
Llegué a mi auto y acelere lo más rápido posible.
Ya lejos del gimnasio y más calmado, pude admirarme mejor. Ahora era un gigante. Mis rodillas quedan apretadas al intentar alcanzar los pedales de lo inmensas que son. Tuve que acomodar mi asiento hasta atrás, por que mis montañosos pectorales chocaban contra el volante y  solo podía usar un brazo para manejar por que ahora mis brazos son más grandes que una pelota de playa y ambos se interponen contra mi enorme pecho. Necesitaba usar los dos asientos delanteros, me sentía muy incomodo y apretado en uno solo, el asiento era muy pequeño y yo era muy grande. Eso me ponía caliente, comencé a tocarme el pene otra vez y podía sentir mis músculos vibrar y crecer poco a poco. No podía creer que huí de David en lugar de enfrentarlo, claramente soy más grande que el, soy mas fuerte que el, quiero decir ¡Mira estos músculos! Claramente soy como un dios griego, el tenia que respetarme, admirarme, ahora que lo pensaba su trasero se veía delicioso y se vería aún mejor con mi verga entera metida en el, quizás regrese mas tarde a darle una buena lección.
Escuché una sirena y vi que venía una patrulla detrás de mi, al parecer me iba a multar. Me orille y vi salir al policía. Mientras se iba acercando lo pude ver, era un policía muy guapo, parecía entrenar seguido sus músculos, probablemente le gusten los míos.
Quizás le pueda pagar de otra forma, empecé a masturbarme con fuerza y tome otra pastilla.

IMG_20190919_174637.thumb.jpg.49763733c585c825f7a8a038f4e1de55.jpg

 

Felix

Since I can remember, I have always had the power to grow men's muscles, but at the cost of stealing someone else's muscles.  To be able to do it, I have to put my hand on the chest of the one I want to grow and then this is going to absorb the muscles of people who were in their surroundings, the duration of the effect and the absorption range depend on how much time I leave my hand in their chest.  For example, the first time I discovered it was playing with my older brother when we were little in a park, or also the time I accidentally made my dad grow on the beach, but those are stories for another day.

 My father knew of this power, apparently it was something that comes from family that had happened to my grandfather and my grandfather's grandfather.  And I couldnt make it work on myself.

 The fact is that I have never used this power on purpose, until Kevin asked me to.

 Kevin was my best friend since childhood, we had always been inseparable.  I trusted him and that's why I decided to tell him about my power when we were in high school.

 At first he didn't believe me, I tried explaining him that I was the reason why my father and my brother were huge bodybuilders, that convinced him a little and he believed me.  Strangely he didn't ask me to use my powers on him or someone else to prove that I was telling the truth.  He believed in me, and that was enough.

 Kevin and I went to the same collegue and shared the same room, it was great to have my best friend with me as a roommate.  There was no better time than to be talking with him until late about anything we could think of.  Until one day he asked me to use my power.

 -: "There is going to be a try-out to enter the football team in two days. If I enter, I can get a scholarship, but all the guys who go there are huge mastodons, I swear I saw one that beat me by two heads. I don't want to force you,  but I wanted to ask you to help me "

 I could see that Kevin really wanted to be on the team, I thought that nothing else would make him happier.

 So I agreed, I would help him get into the team.

 The day of the test, a few hours before, I took him to a small gym far from the university.  I had dressed him in a sports jacket and sweatpants some sizes larger than normal so that no one suspected a thin boy was suddenly a stocky athlete.

 Before Kevin came in, I  lowered the jacket  closure to find out that he had no shirt underneath, there was only his bare and thin torso, I felt tenderness and affection to see him.  I put my hand on his warm chest and waited.

 I knew how long I had to leave my hand for the duration of the effect, but I got a little distracted thinking about Kevin and how my hand felt on his chest, I felt his warmth, his heartbeat, every breath he took.

 -:"Everything is alright?".  I went back into reason and immediately removed my hand from his chest.  I could tell that he had put his hand on my back getting me closer to him.

 -: "Go in and go around there in ten minutes, you leave," I said. For the time I left my hand on his chest he may have had more time and absorption range, but I think it was better not to tell him.

 He entered and I waited for him out there, I could see him through the windows as he walked through the gym, as if it were a museum.  I lost sight of him for a moment and I couldn't see him again.

 After ten minutes he came out. 

 The previously loose sportswear, now it was tight and somewhat small, in addition to growing his muscles, apparently I had also made him taller.

 -: "Wow, I had never felt so good, hell it feels good, I think I have so much energy that I could run from here to university, see you there? , what do you think?"

 Unable to say something or at least be able to see how he looked, he ran away.  He made huge strides and I could see the muscles in his legs flexing.

 I went back to college alone, did some homework and projects, and then decided to go to the football field to see how Kevin had done.  There were a lot of people, but I couldn't see him.  As I approached I could hear the conversations of some people who were nearby.  -: "You saw that guy, it seemed like nobody could stop him, he was too fast."

 -: "But he was also very strong, I saw him tear down three dudes bigger than him"

 I knew they were talking about Kevin, maybe he was able to join the team.  I walked to my room to see if I found Kevin, when I arrived, the bathroom door was closed. I knocked and ask if he was there.

 -:"Yes, give me a second".  I waited a long time for him to came out, but he was still locked in the bathroom.  When it started to get late, I went to bed but waited a little longer to see if it came out.  I could only hear something like between grunts and groans, I was afraid to knock again, I kept waiting until I fell asleep.

 In my dream, I could feel a warmth, a heartbeat, a rather familiar breath, but it felt harder, stronger.

 When I opened my eyes, it was already dawn, and Kevin was on top of me, putting my hand on his stout chest.

 -: "Hey! Good morning."  Saying that he takes my hand off his chest, he leaned toward me and kissed me on the lips.

 I didn't know what had happened, I stood there, still, analyzing what had happened while Kevin took his things and opened the door to the room.

 -: I'll call you later to meet, see you "

 When I reacted, I got out of bed and yelled at him: "How long did you leave my hand ?!"

 But he was already gone.

 Kevin went to different classes from mine and in classrooms even further than mine.  I wasn't going to be able to see him almost all day and be able to control whatever he did.

 I put on my clothes fast, took my things and ran to see if I could reach Kevin.  I tried to look for him all around the residence building, but he wasn't there.

 I wanted to go see if he was in one of his classrooms, but the time was approaching for my classes to begin and I could not miss them.  I decided that I would look for him later.  I entered my classroom and sat down, in front of me there were two boys who were from the wrestling team, tall and very stocky, apparently they had went to the gym before class, because they still had their sportswear that fit and highlighted their muscles,  next to me was another dude from the basketball team, not as big as the wrestling boys, but he had a great body, he was wearing a sleeveless shirt that left his biceps uncovered.

 Class started and I got to work, but a few minutes later, something was getting my attention.  The wrestling guys seemed ... Smaller?  His sports shirts now looked baggy, as if they were not their size and they din't looked as tall as before.

 I turned quickly to see the basketball dude and his biceps were no longer the same as a moment ago, now it was just a normal thin arm.

 It could not be true.  Kevin had classes in a building that was at least 7 minutes from mine, that was too far away!

 I began to worry about how long Kevin had left my hand on his chest, as soon as class was over, I got up immediately to go find Kevin, but not before I realized that the athletes were now my height.

 I ran straight to where Kevin could have classes, finding me on the way to boys with baggy shirts and very long pants for them, sportsmen whose uniform now seemed to belong to someone bigger than them.

 I arrived and searched everywhere. Nothing. 

 Suddenly, my cell phone started ringing.  It was Kevin.

 -: "See you at the entrance, don't take too long"

 It sounded different, very different.

 I walked towards the entrance, worried, hoping maybe the worst.

 And there he was... And more.

IMG_20190919_145634.thumb.jpg.17a82cdc0cb83d815dd4ad39494854da.jpg

 I didn't know what to say. He was huge!  I approached him and he took me by the back, approaching me to his chest. I could feel his powerful cannon-sized arms surrounding me and pressing me tightly against him.  Maybe he was holding back, but I think he would be able to crush a truck with those gigantic muscles.  His shoulders looked like balls protruding from him and his back was so wide that I couldn't even touch the back of him, I could only feel his hard lats.

 His chest looked like two muscular plates of the toughest metal that could exist, my face was crushed against the lower part of his huge pecs, but it felt so good, maybe I would miss that feeling I had the first time I felt his thin  chest, but definitely now I want to feel this gigantic version of his chest.  His legs were now strong oaks that could travel a kilometer in less than one step.  He was taller now, more than anyone I had ever met.  While he wasbhugging me tightly I felt protected, as if nothing could penetrate the enormous mountain of muscles that Kevin was now.

With a single huge arm he took me from my butt and carry me up to get close to his face and kiss me.

 It was Kevin himself, but that kiss felt stronger and more virile than the one he had given me that morning

 -: "Come with me, I want to take you somewhere."  His voice was now thicker and more manly, I got a boner just from hearing it.

 He took me with his huge hands and carey me above his head like a feather, then put me on his back and began to walk.

 I knew he was just walking, but now with his great height and strong legs, it felt like he was running.

 We arrived at a gym, which was ten times larger than the one that I had taken him, it seemed a place where professional bodybuilders were training.  I entered behind him, but before crossing the door I could see a sign that said "Welcome to the 15th annual bodybuilding contest, as special guests and special jury. All previous winners!"

 I began to suspect what Kevin was plotting, this was a gym full of muscular and huge men and Kevin wanted to be the biggest.

 -: "K-Kevin, what are we doing here?" I asked in a trembling voice through my nerves, or maybe excitement.  The huge back of muscles did not turn to say something and kept walking.

 We entered the locker room, where there were many men who seemed to have trained their muscles throughout their lives.  Kevin looked like them, but for him it only took one day.

 Kevin entered the showers and left me behind.  When I entered, they were totally alone.  I was sure Kevin had come in here, suddenly I felt the floor vibrate and something like an arm touching my back.

 -: "You were looking for someone?" Kevin's thick voice felt like a pretty pleasant chill that ran through my entire body.

 I turned around and he was totally naked.  That arm that I felt on my back, was his huge penis!  I think it was bigger than a bottle of wine and even thicker.

 Without giving me time to react, he gets me up and take me to a shower.  He put me against the wall and started kissing me.  He ripped my clothes off like paper and began kissing every part of my body.  Each kiss was like an electric shock that filled me with pleasure.  Then he put me on his penis and began to fuck me very hard.

 I felt that he was tearing my butthole, but I also felt a pleasure that could not be compared.

 He left me impaled on his penis and kept kissing me. He didn't even have to carry me, his penis was strong enough to support my weight.  I began to massage the huge wall of pectorals in front of me.  I couldn't help it, and I wanted even more of Kevin, so I put my hand on his colossal chest as he kept kissing me and fucking me like a beast.

 -: "Son of ... UGHHHH ... SHIIIET ... Keep it up Do-don't... DON'T STOP !!!"

 I could feel Kevin's muscles gain more and more volume, now I couldn't reach his face, his gigantic pecs were pushing me against the wall and I felt his penis growing bigger inside my butt.

 Now his back was so wide that it covered the entire space of the shower and his arms could no longer move, he was growing more and more.  My moaning was drowned by Kevin's thunderous growls.  I could see how the walls that served as separation for the showers began to break before Kevin's immense musculature.

 -: "SHIIIIIT ... UGHHHHHH ... KEEP GOING HANDSOME ... MMMHHH ... UGHHHHHH ... I LOVE YOU ... AHHHHHHH ... I LOVE YOU, SHIIIIIIET!!!"  Grunted the huge beast that now touched the ceiling with its shoulders.

 Definitely to be the first time I use my power, I don't regret anything.

Felix

Desde que tengo memoria, siempre he tenido el poder de hacer crecer los músculos de los hombres, pero a costa de robarle sus músculos a alguien más. Pará poder hacerlo, tengo que poner mi mano en el pecho de aquel que quiero hacer crecer y después este va a absorber los músculos de las personas que tuviera a cierta distacia de su alrededor, la duración del efecto y el rango de absorción dependen de cuanto tiempo deje mi mano. Por ejemplo, la primera vez que lo descubrí fue jugando con mi hermano mayor cuando éramos pequeños en un parque, 

o también la vez que por accidente hice crecer a mi papá en la playa, pero esas son historias para otro día. 

Mi padre sabia de este poder, al parecer era algo de familia que le había sucedido a mi abuelo y al abuelo de mi abuelo. Y no puedo hacer que funcione en mi mismo.

El caso es que nunca he usado este poder a propósito, hasta que Kevin me lo pidió. 

Kevin era mi mejor amigo desde pequeños, siempre habiamos sido inseparables. Confiaba en el y por eso decidí contarle de mi poder cuando estábamos en preparatoria. 

Al principio no me creyó, trate explicándole que yo era la razón por la que mi padre y mi hermano eran enormes fisicoculturistas, eso lo convenció un poco y me creyó. Curiosamente no me pidió que hiciera uso de mis poderes en el o alguien más para probarle que hablaba en serio. El creía en mi, y eso era suficiente. 

Kevin y yo fuimos a la misma universidad y compartimos la misma habitación, era genial tener a mi mejor amigo conmigo como compañero de cuarto. No había mejor momento que estar hablando con él hasta tarde de cualquier cosa que se nos pudiera ocurrir. Hasta que un día me pidió que hiciera uso de mi poder. 

-:"Hay una prueba para entrar al equipo de football en dos días. Si entro, puedo obtener una beca, pero todos los tipos que van ahí son enormes mastodontes, juro que vi uno que me ganaba por dos cabezas. No quiero obligarte, pero quería pedirte que me ayudaras" 

Podía ver que Kevin realmente quería estar en el equipo, pensaba que nada más lo haría más feliz. 

Asi que acepte, lo ayudaría a entrar al equipo. 

El día de la prueba, unas horas antes, lo lleve a un gimnasio pequeño lejos de la universidad. Lo había vestido con una chamarra y pantalones deportivos unas tallas más grandes de lo normal para que nadie sospechara de un chico delgado de pronto era un atleta fornido. 

Antes de que Kevin entrará, baje el cierre de la chamarra y debajo no tenía camisa, solo estaba su torso desnudo y delgado, sentí ternura y cariño al verlo. Puse mi mano sobre su cálido pecho y espere. 

Sabía cuánto tiempo tenía que dejar mi mano para la duración del efecto, pero me distraje un poco pensando en Kevin y en cómo se sentía mi mano sobre su pecho, sentia su calidez, su palpitar, cada respiro que daba. 

-:"¿Está todo bien?". Volví a entrar en razón y retire en seguida mi mano de su pecho. Podía notar que había puesto su mano en mi espalda acercándome más a él. 

-:"Entra y da algunas vueltas por ahí, en diez minutos sales" le dije. Pará el tiempo que deje mi mano en su pecho quizá tenía más tiempo y rango de absorción, pero creo que era mejor no decirle. 

Entró y lo espere ahí afuera, podía verlo por las ventanas como caminaba por el gimnasio, como si fuera un museo. Lo perdí de vista un momento y no lo pude volver a ver. 

Al dar los diez minutos salió. 

La ropa deportiva anteriormente holgada, ahora le quedaba apretada y algo chica, además de hacer crecer sus músculos, al parecer también lo había hecho más alto. 

-:"Wow, jamás me había sentido tan bien, demonios que bien se siente, creo que tengo tanta energía que podría ir corriendo de aquí a la universidad, te veo allá ¿que te parece?" 

Sin poder decir algo o al menos poder ver como había quedado salió corriendo. Daba unas zancadas enormes y podía ver como se flexionaban los músculos de sus piernas. 

Regrese solo a la universidad, hice algunas tareas y proyectos, y después decidí pasar al campo de football para ver como le había ido a Kevin. Había mucha gente, pero no pude verlo a el. Mientras me acerca a pude oír las conversaciones de algunas personas que estaban ahí cerca. -: "Viste a ese tipo, parecía que nadie lo podía detener, era demasiado rápido". 

-:"Pero también era muy fuerte, lo vi derribar a tres chicos más grandes que el" 

Sabía que hablaban de Kevin, quizás si lograría entrar al equipo. Camine hacia mí habitación para ver si encontraba a Kevin, al llegar, la puerta del baño estaba cerrada. Toque y pregunte si estaba ahí. 

-:"Si, dame un segundo". Espere un muy buen rato a que saliera, pero seguía encerrado en el baño. Cuando empezó a hacerse tarde, me acosté pero espere un poco más para ver si salía. Solo podía oír algo como entre gruñidos y gemidos, me dio algo de miedo volver a tocar, seguí esperando hasta que me quede dormido. 

En mi sueño, podía sentir una calidez, un palpitar, una respiración bastante familiar, pero se sentía más duro, más fuerte. 

Cuando abrí mis ojos, ya había amanecido, y Kevin estaba encima de mi, poniendo mi mano sobre su fornido pecho. 

-:"¡Hey! Buenos días". Diciendo eso quito mi mano de se pecho, se inclino hacia mí y me beso en los labios. 

No sabía que había pasado, me quedé ahí, quieto, analizando que había pasado mientras Kevin tomaba sus cosas y abría la puerta de la habitación. 

-:Te llamo más tarde para reunirnos, nos vemos"

Cuando reaccione, me levante de la cama y le grite -:"¡¿Cuanto tiempo dejaste mi mano?!". 

Pero el ya se había ido. 

Kevin iba a clases diferente que las mías y en salones todavía más lejos que los mios. No lo iba a poder ver en casi todo el día y poder controlar lo que sea que haya hecho. 

Me puse mi ropa rápido, tomé mis cosas y salí corriendo para ver si alcanzaba a Kevin. Intenté buscarlo por todo alrededor del edificio de residencias, pero no estaba ahí. 

Quería ir a ver si estaba en alguno de sus salones, pero se acercaba la hora para que empezarán mis clases y no las podía perder. Decidí que lo buscaría más tarde. Entre a mi salón y me sente, delante de mi había dos chicos que eran del equipo de lucha, altos y muy fornidos, al parecer venían de haber salido del gimnasio, pues aún tenía su ropa deportiva que les quedaba ajustada y resaltaba sus músculos, al lado mío había otro chico del equipo de baloncesto, no tan grande como los chicos de lucha, pero si tenia un buen cuerpo, traía una camisa sin mangas que dejaba descubiertos sus bíceps. 

Empezó la clase y me puse a trabajar, pero unos minutos más tarde, algo estaba llamando mi atención. Lo chicos de lucha parecían... ¿Más pequeños? Sus playeras deportivas ahora se veían holgadas, como si no fueran de su talla y ya ni se veían tan altos como antes. 

Voltee rápido a ver al chido de baloncesto y sus bíceps ya no eran lo mismo que hace un momento, ahora solo era un brazo normal y delgado. 

No podía ser cierto. Kevin tenía clases en un edifico que estaba al menos a 7 minutos del mío,¡eso era demasiado distancia! 

Empecé a preocuparme por cuanto tiempo Kevin había dejado mi mano sobre su pecho, en cuanto terminó la clase, me levante en seguida para ir a buscar a Kevin, no sin antes darme cuenta que los deportistas ahora eran de mi altura. 

Salí corriendo directo hacia donde Kevin pudiera tener clases, encontrandome por el camino a chicos con playeras holgadas y pantalones muy largos para ellos, deportistas que su uniforme ahora parecía que les pertenecia a alguna persona más grande que ellos. 

Llegué y lo busque por todas partes. Nada. 

De pronto, empezó a sonar mi celular. Era Kevin. 

-:"Nos vemos en la entrada, no tardes mucho"

Sonaba distinto, muy distinto. 

Camine hacia la entrada, preocupado, esperando quizás lo peor. 

Y ahí estaba el... Y más. 

IMG_20190919_145634.thumb.jpg.215bbc27d977965fbe6a98c12866565c.jpg

No sabía que decir. ¡Era enorme! Me acerque a a él y me tomó por la espalda, acercándome a su pecho. Podía sentir sus poderosos brazos del tamaño de cañones rodeandome y apretandome con fuerza contra el. Quizás se estaba conteniendo, pero creo que sería capaz de aplastar un camión con esos gigantescos músculos. Sus hombros parecían balones que sobresalían de él y su espalda era tan ancha que ni siquiera alcanzaba a tocar la parte de atrás de él, solo alcanzaba a sentir sus duros laterales. 

Su pecho parecían dos placas musculosas de el metal más duro y resistente que pudiera existir, mi cara estaba aplastada contra la parte más baja de sus enormes pectorales, pero se sentia tan bien, quizás extrañaría esa sensación que tuve la primera vez que sentí su delgado pecho, pero definitivamente ahora deseo sentir esta versión gigantesca de su pecho . Sus piernas eran ahora fuertes robles que podían recorrer un kilómetro en menos de un paso. Ahora era más alto, más que cualquier persona que haya conocido. Mientras me abrazaba con fuerza me sentía protegido, como si nada pudiera penetrar la enorme fortaleza de músculos que ahora era Kevin. 

Se separó un poco, con un solo enorme brazo me tomó del trasero y me levanto para acercarme a su cara y besarme. 

Era el mismo Kevin, pero ese beso se sentía más fuerte y viril que el que me había dado esa mañana 

-:"Ven, te quiero llevar a un lugar". Su voz ahora era más gruesa y varonil, mi pene se paro de solo oírla. 

Me tomo con sus enormes manos y me levanto por encima de se cabeza como si fuera una pluma, después me puso sobre su espalda y comenzo a caminar.

Se que el solo estaba caminando, pero ahora con su gran estatura y fuertes piernas, sentía como si estuviera corriendo. 

Llegamos a un gimnasio, que era diez veces más grande que al que lo había llevado, parecía que ahí entrenaban fisicoculturistas profesionales . Entre detrás de él, pero antes de atravesar la puerta pude ver un letrero que decía "Bienvenidos al décimo quinto concurso anual de fisicoculturismo, como invitados especiales y jurado especial ¡Todos los anteriores ganadores!" 

Empecé a sospechar que estaba tramando Kevin, este era un gimnasio repleto de hombres musculosos y enormes y Kevin quería ser el más grande. 

-:" K-Kevin, ¿Que hacemos aquí? " Le pregunté con voz temblorosa por los nervios, o quizás la emoción. La enorme espalda no volteo a decir algo y siguió caminando. 

Entramos a los vestidores, donde había muchos hombres que parecían haber entrenado sus músculos durante toda su vida. Kevin se parecía a ellos, pero a el solo le tomó un día. 

Kevin entró a las regaderas y me dejó atrás. Cuando entre, estaban totalmente solas. Estaba seguro que Kevin había entrado aquí, de repente senti el piso vibrar y algo como un brazo tocandome la espalda. 

-:"¿Buscabas a alguien? " La gruesa voz de Kevin se sintió como un escalofrío bastante placentero que recorrio todo mi cuerpo. 

Me di la vuelta y estaba totalmente desnudo. Aquel brazo que sentí en la espalda, ¡Era su enorme pene! Creo que era más grande que una botella de vino e incluso más grueso. 

Sin darme tiempo de reaccionar me levanto y me llevo hacia una regadera. Me puso contra la pared y me comenzó a besar. Arrancó mi ropa como si fuera papel y empezó a besar cada parte de mi cuerpo. Cada beso era como un choque eléctrico que me llenaba de placer. Después me coloco sobre su pene y empezó a cogerme con fuerza. 

Sentía que me estaba destrozando el ano, pero también sentía un placer que no se podía comparar. 

Me dejó empalado en su pene y siguió besándome. Ni siquiera tenía que cargarme, su pene era suficientemente fuerte para sostener mi peso. Comencé a masajear la enorme muralla de pectorales que tenía enfrente. No lo pude evitar, y quería aún más de Kevin, así que puse mi mano en su colosal pecho mientras me seguía besando y cogiendo como una bestia. 

-:"¡¡¡Hijo de... UGHHHH... MIERDAAAA... Sigue así n-no... NO PARES!!!" 

Podia sentir los músculos de Kevin ganar más y más volumen, ahora ya no alcanzaba su cara, sus gigantescos pectorales me empujaban contra la pared y sentía su pene creciendo dentro mi trasero. 

Ahora su espalda era tan ancha que cubría todo el espacio de la regadera y sus brazos ya no podían moverse, estaba creciendo más y más. Mis gemidos eran ahogados por los estruendosos gruñidos de Kevin. Podía ver como las paredes que servían de separación para las regaderas comenzaban a romperse ante la inmensa musculatura de Kevin. 

-:"¡¡¡MIERDAAAA... UGHHHHHH... SIGUE ASÍ GUAPO... MMMHHH... UGHHHHHH... TE A-AMO... AHHHHHHH... TE AMOOO, MIERDAAAA!!!" Gruñia la enorme bestia que ahora tocaba el techo con sus hombros. 

Definitivamente para ser la primera vez que uso mi poder, no me arrepiento de nada. 

Felix

Pills

I hope you like it ❤️

 

I knew Dad had problems with his body, but I didn't think that when I offered my help he was going to overdo it. He was very thin and not very athletic and not the most handsome. Maybe that's why he didn't get enough respect for him at work, he was single and didn't have much success for dating. It wasn't that I didn't love him or something, but sometimes if I was ashamed that that stick was my father. So when he said he wanted to take a vacation to get away from it all and relax, I decided that I was going to help him change his life. I have always been very intelligent, the best in school until I graduated, I was very interested in genetics and how to alter the human genome. So I had created some pills that would increase the production of testosterone in men and, therefore, develop more muscle mass. I had never used them, but I knew that Dad needed them more than me. I decided that a few weeks before we left, I was going to give them to him. I pretended they had been sent by mail so he wouldn't suspect. -: "Take one every twenty-four hours," he said as he read the label. -: "Appearing is a test supplement and I was chosen as a test subject, Ha Ha, it must be a joke, as if I could do at least one push up". Still, he swalloed the first pill. The next day while having breakfast, my father entered the kitchen, and what a change it had. His shirt was now tight, too much, he had unbuttoned a button on the collar of his shirt because he couldn't close it, his shoulders looked wider and his chest now seemed to push the shirt and want to get out of that cloth prison, his biceps now They were the size of oranges and his pants looked very tight. I didn't think the results were going to be so fast. Dad normally didn't like going to work, but that morning he seemed to be more motivated. He kept taking the pills and growing even more. For every day that passed, one more button was unbuttoned on his shirt and his pants were getting shorter. Step from looking like an amateur to a professional athlete. A few days later he said - "Maybe today increase the dose to two pills."

I didn't know what could happen if I increased the dose so I tried to convince him not to do it, I even stand between him and the pill bottle, but he told me that I didn't have to worry, he flexed his arm and pulled me aside so easily. My dad was getting huge, very strong and very confident, it seemed that his growth had accelerated, he began to look like a whole bodybuilder. His chest was huge, now I could take refuge under him, his shoulders had widened so much that it started to get difficult for him to get through the door frames, his gigantic arms were now the size of softballs. His knees were trunks, his butt was a pair of huge spheres of muscle, and I couldn't help myself for looking at a large bulge in the middle of his legs. -: "Son, I'm going to need you to buy me more clothes ... Again." I could hear my father's now thicker voice, that was the third time he could no longer enter his clothes and he would tear it apart with his muscles.

Now he was beginning to lift with heavy stuff in the house that he had never been able to lift, he growled as if he was a beast and spent most of his time walking around the house in short boxers that further accentuated his enormous bulk. Now he came back late at night, and with some men that he was taking to his room, something I didn't know about my dad apparently. The day we were going on vacation my dad looked like a professional Mr. Olympia, or even bigger, he was wearing a super tight shirt and only with the two bottom buttons buttoned, because now his huge muscular chest did not let any shirt will close, his arms the size of a head and his thick forearms did not allow any sleeve to cover them. Now he only wore shorts and they looked so small and tight around the huge columns my dad had on his legs, the bulky butt that was loaded back there, and the gigantic package he was trying to hide. Before leaving home, Dad crashed into the top of the entrance frame, which I was sure it was two meter tall, and he had to tilt in order to pass through the sides. Throughout the trip, Dad ate the pills as if they were candy, one by one, while flexing his huge pecs and biceps, growling and admiring himself. Upon arriving at the hotel, I tried to sneaked  to see my father's monumental body and for a moment I could see his muscles expanding. -: "Go to the pool, I'll see you there in a little while, I'll see if I can get us a more exclusive room."

My father's monstrous and thick voice rumbled in my head as he walked towards the loby directly to the handsome administrator who was there. I entered the water and swam for a while, while I waited for Dad, a few moments later I listened as huge steps were approaching. Suddenly Dad threw himself into the water causing a great rumble and drawing too much water out of the pool. When he got out of the water I could see that he had grown a little more. He had a dazzling and somewhat mischievous smile, the drops of water running down his muscles only made him look even more hotter. -: "You know something son, I must say that you are terrible liar". I was startled to hear that and I watched as my father approached me and cornered me in a side of the pool. -: "But I decided to follow the game, and after the first day and see what this had done to me, I decided to continue and when I saw that you were liking it, that motivated me even more." He had taken out the pill bottle and began to empty it in his hand.

IMG_20190901_134101.thumb.jpg.79cd9f15124fa729a2263281d401d1bc.jpg

I told him that he will not take all but he didnt care.-: "C'mon a few more will not do much harm." And without hesitation he swallowed all. -: "UGHHHH ... I know you like it, I know you want to touch me ... UGHH ... SHIT ... Come on ... Don't be afraid ... I'm still your dad". Between groans and grunts I could see his muscles begin to expand at an accelerated rate, his gigantic pectorals were pushing me, I could feel his huge arm behind my back and his hand growing on my butt. -: AGHHH ... SHIT ... IT'S A LOT ... UGHHHH ... But I like it ... I know you like it ... What do you think if we go to the room and give me more of that thing. " He was getting taller, his body was starting to get out of the water. I felt his huge package getting between my legs and I could hear the tiny short he was wearing began to tear. Strongly grasped at his biceps growing more and more, with his huge hand completely covering my butt and pushing me towards him and my face resting on his hard pecs, I felt a huge erection and I couldn't contain, I wanted it, I nerd it, my Dad had to become a beast, a giant, I wanted him to be  satisfied and film with pleasure so that I would have it too. I hear people mutter and others panic as my gigantic and muscular dad carries me with his powerful arms, he strides out of the pool and goes to our room. I feel the floor vibrate under his feet and as everyone is stunned by that giant. Good thing I brought more pill boats in the suitcase.

 

Felix

Pastillas

I´ll try to translate this later so everyone can read it 

 

...


Sabía que papá tenía problemas con su cuerpo,pero no creí que cuando le ofreciera mi ayuda el iba a exagerar. El era muy delgado y no  muy atlético y tampoco el más apuesto. Quizás por eso no le tienen mucho respeto en su trabajo, era soltero y no tenía mucho éxito para las citas.
No era que no lo quisiera o algo así, pero algunas veces si me avergonzaba que aquel palillo era mi padre.
Así que cuando dijo que quería tomar unas vacaciones para alejarse de todo y relajarse, decidí que iba ayudarlo a cambiar su vida.
Siempre he sido muy inteligente, el mejor de la escuela hasta que me gradué, me interesaba mucho la genética y el como poder alterar el genoma humano. Asi que había creado unas pastillas que aumentarían la producción de testosterona en los hombres y, por lo tanto, desarrollar más masa muscular.
Nunca las había usado, pero sabía que papá las necesitaba más que yo.
Decidí que unas semanas antes de irnos iba a dárselas. Fingi que las habían enviado por correo para que no sospechara. - :"Tome una cada veinticuatro horas" dijo mientras leía la etiqueta. - :"Al aparecer es un suplemento de prueba y me eligieron como sujeto de prueba, Ja Ja, debe ser una broma, como si pudiera hacer al menos una flexión". Aún así se pasó la primera pastilla.
Al día siguiente mientras desayunaba, mi padre entró a la cocina, y vaya que había cambiado. Su camisa ahora le quedaba apretada, demasiado, tenía desabotonado un botón del cuello de la camisa por que no podía cerrarla,sus hombros se veían más anchos y su pecho ahora parecía empujar la camisa y querer salir de esa prisión de tela, sus bíceps ahora eran del tamaño de naranjas y su pantalón se veía muy apretado. No crei que los resultados fueran a ser tan rápidos. 
Papá normalmente no le gustaba ir al trabajo, pero esa mañana parecía estar más motivado. Siguió tomando las pastillas y creciendo aún más. Por cada día que pasaba, un botón más era desabrochado en su camisa y su pantalón le quedaba más corto. Paso de lucir como un deportista amateur a un atleta profesional. 
Unos cuantos días después dijo -:"Quizás hoy aumente la dosis a dos pastillas". No sabía que podía suceder si aumentaba la dosis así que intente convencerlo de que no lo hiciera, incluso me pare entre el y el bote de pastillas, pero me dijo que no tenía de que preocuparme, flexiono su brazo y me hizo a un lado con tanta facilidad. 
Mi papá se estaba volviendo enorme, muy fuerte y muy seguro de sí mismo, parecía que su crecimiento se había acelerado, empezaba a lucir como todo un fisicoculturista. Su pecho era enorme, ahora podía refugiarme debajo de él, sus hombros se habían ensanchado tanto que ya estaba apuntó de no pasar por los marcos de las puertas, sus gigantescos brazos ahora eran del tamaño de pelotas softball. Sus rodillas eran troncos, su trasero eran enormes esferas de músculos y no podía evitar mirar que había crecido un gran bulto en medio de sus piernas. 
-:"Hijo, voy a volver a necesitar que vayas comprarme más ropa... Otra vez". Podía escuchar la ahora más gruesa voz de mi papá, esa era la tercera vez que ya no podía entrar en su ropa y la hacía pedazos con sus músculos. 
Ahora empezaba a hacer flexiones con objetos pesados de la casa que nunca habia podido levantar, gruñia como si fuera una bestia y pasaba la mayor parte del tiempo paseándose en la casa en unos boxers cortos que acentuaba aún más su enorme bulto. Ahora regresaba tarde por las noches, y con algunos hombres que llevaba a su cuarto, algo que no sabía de mi papá al parecer. 
El día que nos íbamos de vacaciones mi papá parecía todo un Mr. Olympia profesional, o incluso aún más grande, iba con una camisa super ajustada y solo con los dos botones de abajo abrochados, por que ahora su enorme pecho musculoso no dejaba que ninguna camisa le cerrará, sus brazos del tamaño de una cabeza y sus gruesos antebrazos no permitían a ninguna manga que los cubriera. Ahora solo usaba unos shorts que se veían tan pequeños y ajustados por las enormes columnas que mi papá tenía por piernas, el voluminoso trasero que se cargaba ahí atrás, y el gigantesco paquete que trataba de disimular. Antes de salir de casa, papá chocó contra la parte de arriba del marco de la entrada, que estaba seguro que media dos metros, y tuvo que ladearse para poder pasar. 
Durante todo el viaje, papá comía las pastillas como si fueran dulces, una por una, mientras flexionaba sus enormes pectorales y bíceps, gruñiendo y admirandose a sí mismo. 
Al llegar al hotel, volteé disimuladamente a ver el monumental cuerpo de mi padre y por un momento pude ver sus músculos expandiéndose. 
-:"Ve a la piscina, te veo ahí en un rato, veré si puedo hacer que nos den una habitación más exclusiva". La grusea y monstruosa voz de mi padre retumbaba en mi cabeza mientras el iba caminando hacia el loby directamente a él guapo administrador que estaba ahí. 
Entre al agua y nade un rato, mientras esperaba a papá, unos momentos después escuchaba como unos enormes pasos acercándose. 
De pronto papá se lanzó al agua causando un gran estruendo y sacando demasiada agua. 
Al salir del agua podía ver que había crecido un poco más. Tenía una sonrisa deslumbrante y algo traviesas, las gotas de agua bajando por sus músculos sólo lo hacían verse aún más ardiente. 
-:"Sabes algo hijo, debo decir que eres terrible para mentir". Me sobresalte al escuchar eso y vi como mi padre se acercaba a mi y me arrinconaba en una esquina de la piscina. 
-:"Pero decidi seguirte el juego, y después de el primer día y ver lo que esto me habias hecho, decidí seguir y cuando vi que te estaba gustando, eso me motivo aún más". Había sacado el bote de pastillas y lo empezó a vaciar en su mano. 

IMG_20190901_134101.thumb.jpg.3a8c32c51a7427d17f5574b922f984bd.jpg
Le dije que no tomará todas pero no le importo.-: "Vamos unas cuantas mas no harán mucho daño". Y sin vacilar se trago todas.
-:"UGHHHH... Se que te gusta, se que quieres tocarme... UGHH... MIERDA...Vamos no... No tengas miedo... Aun soy tu papá" . 
Entre gemidos y gruñidos podía ver sus músculos empezar a expandirse a un ritmo acelerado, sus gigantescos pectorales me estaban empujando, podía sentir su enorme brazo detrás de mi espalda y su mano creciendo sobre mi trasero. - :AGHHH... MIERDA... ES MUCHO... UGHHHH... Pero me gusta... Se que te gusta... Que te parece si vamos al cuarto y me das mas de esa cosa". 
Se estaba volviendo más alto, su cuerpo empezaba a sobre salir del agua. Sentia su enorme paquete rozar entre mis piernas y podía escuchar como el diminuto short se empezaba a romper. Agarrado fuerte de sus bíceps creciendo más y más, con su enorme mano cubriendo por completo mi trasero y empujandome hacia el y mi cara reposada sobre sus duros pectorales, sentía una enorme ereccion y que no me podía contener, lo quería, lo deseaba, mi papá tenía que volverse una bestia, un gigante, quería que él tuviera la satisfacción y el placer para asi yo también tenerlo. Escucho a gente murmullar y otros a entrar en pánico mientras mi gigantesco y musculoso papá me carga con sus poderosos brazos, de una zancada sale de la piscina y se dirige a nuestro cuarto. Siento el piso vibrar bajo sus pies y como todos quedan pasmados ante aquel gigante. Que bueno que traje más botes de pastillas en la maleta. 

×
×
  • Create New...

Important Information

By using this site, you agree to our Guidelines, Terms of Use, & Privacy Policy.
We have placed cookies on your device to help make this website better. You can adjust your cookie settings, otherwise we'll assume you're okay to continue..